Metodología HAZOP

La metodología HAZOP (estudios de riesgo y operabilidad) – estudios sobre los peligros y operabilidad – es un procedimiento formal y eficaz para la identificación de peligros en las plantas industriales en todo el mundo siendo los más utilizados, e incluye los siguientes pasos:

metodología hazop

  • Identificación de desviaciones del proceso;
  • Determinación de las posibles causas fundamentales de las desviaciones;
  • Determinación de los efectos (consecuencias) de desviaciones potenciales;
  • La identificación de los modos de detección de las desviaciones existentes;
  • Identificación de las medidas de seguridad para prevenir la ocurrencia de desviaciones;
  • Evaluación de riesgos de escenarios de accidentes;
  • Definición de recomendaciones (medidas de mitigación) para reducir los riesgos a niveles aceptables;
  • Informe.

La técnica tiene como objetivo identificar los peligros y problemas de operabilidad en un proceso de instalación. Su metodología se basa en un procedimiento cualitativo, que genera preguntas de una manera estructurada y sistemática a través del uso apropiado de un conjunto de guía palabras.

El objetivo de un HAZOP es investigar a fondo y de forma metódica cada segmento de un proceso para averiguar las posibles desviaciones de las condiciones normales de funcionamiento, la identificación de las causas responsables de estas anomalías y sus consecuencias en diferentes partes del sistema (que estudio ). De esta manera, se busca proponer medidas para eliminar o controlar el riesgo de estos puntos.

La atención se centra tanto en los temas de seguridad, la identificación de los peligros que pueden poner en peligro los operarios y equipos, así como los problemas de operabilidad, que pueden afectar la eficiencia del proceso de producción, el medio ambiente y la calidad del producto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *