Método anticonceptivo Mela – Durante la lactancia

¿Sabías que la lactancia es un método anticonceptivo bastante eficaz?

¿Qué piensa que puede ser más eficaz para evitar un embarazo, poner en práctica el método mela o utilizar preservativo? Mela es un método anticonceptivo que se basa en la infertilidad natural que se produce al dar el pecho.

La succión del bebé consigue inhibir la producción hormonal que se requieren para ovular. Por tanto la madre está bastantes meses sin ovular (en amenorrea)

Para poder utilizar el MELA de manera segura y eficaz se deben cumplir las siguientes condiciones:

  1. La menstruación de la madre no debe haber vuelto.
  2. La madre amamanta a su bebé completa o casi completamente a demanda de día y de noche *
  3. El bebé tiene menos de 6 meses.

Qué significa Mela

Las siglas de MELA significan:

  • Mé – método
  • L – lactancia
  • A – amenorrea

Cómo usar el método anticonceptivo Mela

Vamos a ver los puntos básicos para poder utilizar el método con seguridad:

La menstruación de la madre no debe haber vuelto después del nacimiento de la criatura. El reinicio de la menstruación es un indicador importante del retorno de la fertilidad en la mujer. Durante los 3 a 6 meses posteriores al parto, es poco probable que una mujer que amamanta completa o casi completamente a libre demanda, ovule.

método mela

Por cierto, las pérdidas de sangre durante los dos primeros meses que siguen el parto (56 días post parto) no se considera sangrado menstrual. Se considera que la menstruación ha vuelto cuando hay algún tipo de pérdida de sangre por dos días consecutivos fuera de los 56 días post parto.

El bebé debe ser amamantado completa o casi completamente a demanda de día y de noche. Durante los primeros seis meses el bebé no recibe otros líquidos o alimentos. Así que siempre que el bebé muestre señales de querer mamar: chupando su mano, abriendo y cerrando la boca o moviendo la cabeza; sea de noche o de día, la madre tiene que darle de mamar.

La criatura debe ser amamantada con frecuencia y durante todo el tiempo que quiere permanecer en el pecho. Esto es llamado “Lactancia a demanda”. El amamantamiento exclusivo requiere mamadas frecuentes a lo largo del día y de la noche aproximadamente 8 veces en un período de 24 horas, amamantando al menos una vez durante la noche y sin intervalos mayores cuatro a seis horas.

El bebé debe ser menor de 6 meses ya que a los seis meses se empieza a introducir la alimentación complementaria y los niños pueden mamar menos y la ovulación se puede desencadenar.

Si cumple estas premisas, la efectividad del MELA tiene un porcentaje de éxito de más del 98%. Más efectivo que el uso del preservativo o la píldora anticonceptiva.

Cuando cambia alguna de las tres condiciones hay que buscar otro método anticonceptivo.

Si el MELA no te acaba de hacer el peso, a partir de las 6 semanas de post parto se puede empezar a tomar pastillas anticonceptivas con una sola hormona. Las píldoras con hormonas combinadas es necesario evitarlas hasta los 6 meses post parto pues disminuyen la producción de leche si se toman antes de ese momento.

Una vez hemos llegado a los 6 meses se pueden tomar sin sufrir por la producción de leche.

Los métodos de barrera: preservativos, diafragmas se pueden usar sin ningún tipo de problema. El anillo vaginal también se puede utilizar a partir de las 6 semanas post parto.

Y por cierto, si tuviera un descuido, un accidente o se coge esa sensación de pánico escénico; puede recurrir a la anticoncepción de emergencia. La píldora del día después no está contraindicada durante la lactancia y no afecta en ningún momento la producción de leche.

Por cierto, el preservativo tiene un eficacia del 100% pero si se usa mal se reduce a valores de entre el 40 al 60%

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *