Métodos anticonceptivos parches

El parche anticonceptivo (semanal), parche dérmico anticonceptivo o parche hormonal es un método anticonceptivo femenino consistente en un parche adhesivo casi transparente que se pega sobre la piel y que contiene las mismas hormonas (hormonas femeninas: estrógenos y gestágenos) que las píldoras anticonceptivas, en dosis ultra bajas, e impide la ovulación.

El parche se lleva durante una semana y después se cambia por otro, haciendo una pausa de una semana cada mes. Hay una única marca comercial, que se llama Evra ®.

metodo anticonceptivo parche

Su eficacia es muy alta, al igual que los anticonceptivos hormonales que se toman por vía oral (la píldora), pero más cómodo y con menos riesgos de olvidos o contraindicaciones intestinales (vómitos , diarreas , etc.), tal como por ejemplo en el anillo vaginal.

No protege de las infecciones de transmisión sexual y de la sida . Si se desea una protección contra las infecciones de transmisión sexual es necesario utilizar, además, el condón o el preservativo femenino.

Descripción

El parche tiene forma de una fina lámina cuadrada de color carne, casi transparente, de 4,5 centímetros de lado y un milímetro de espesor, que se pega sobre la piel. Este parche libera estrógenos y gestágenos que pasan a la sangre a través de la piel. El parche está diseñado para liberar hormonas durante una semana.

Uso

parches anticonceptivosUn mismo parche sólo se puede poner un parche cada vez. También hay que ir cambiando el lugar donde se pegue cada vez que se aplica uno nuevo. Se puede pegar en las nalgas , en el abdomen, en la parte superior externa de los brazos y en la parte superior del tronco pero no se puede aplicar sobre los senos .

Se debe aplicar sobre la piel sana (sin granos, heridas, etc.), limpia, seca y sin pelo ni vello.

El primer parche debe colocarse el primer día de la menstruación. Hay que aplicar un parche cada 7 días, cambiándolo cada semana el mismo día (por ejemplo, los lunes) durante un periodo total de 3 semanas. Después de tres parches o semanas, hay que hacer 7 días exactos de descanso sin parche.

En estos días de descanso se produce la menstruación. Pasada la semana de descanso hay que volver a empezar y colocar un nuevo parche. Si una vez la mujer se olvida de cambiar el parche el día exacto, tiene un plazo de 48 horas para poder hacerlo sin que disminuya su eficacia.

¿Qué pasa si se cae?

Puede suceder que accidentalmente el parche se afloje o se despegue. En este caso hay que sacarlo enseguida que cae, poner rápidamente uno nuevo y continuar el ciclo semanal como si nada hubiera pasado. No hay ningún problema de ineficacia y no hay que tomar medidas anticonceptivas extraordinarias.

Hay que tener cuidado, sin embargo, si no se sabe cuando ha podido caer o se sabe que hace más de un día (24 horas) que se ha aflojado o despegado, entonces el efecto anticonceptitivo se pierde durante una semana (habrá no tener relaciones sexuales en este tiempo o bien tenerlas con condón femenino o masculino ).

Además, aunque la primera semana no sea eficaz, hay que volver enseguida a empezar un nuevo ciclo mensual de parches. Si se tarda, por ejemplo, una semana a empezar de nuevo, la mujer no estará protegida del embarazo durante dos semanas: una para no tomar nada y la otra por ser la primera del ciclo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *